No es contra el PP, es contra el sistema

El día que comenzó el 15M un periódico nacional tituló la noticia: “Esto huele a Rubalcaba”. A la vista está que se equivocó y la última prueba la tuvimos ayer con la manifestación ante la sede del PSOE en Ferraz. Todo el mundo debe saber ya que la gran masa que agrupó el 15M no es del PSOE ni está movida por ningún partido, nace, curiosamente, de algo muy español: la acracia. Nace, de la misma razón que convirtió a España el pasado siglo en el país más anarquista de la historia: el inconformismo y la rebeldía.

El error de asociar el 15M con Rubalcaba sólo puede cometerlo alguien de derechas. O, mejor dicho, alguien que no conoce bien cómo funcionan las izquierdas. No les culpo. Es difícil de entender. Les animo a que se pregunten por qué las facciones antifascistas se enfrentaron entre sí durante la Guerra Civil mientras luchaban a la vez contra Franco o, por ejemplo, por qué en la manifestación antifascista del 20 de noviembre de 1997 en Madrid se quemó la bandera tricolor republicana –además de la rojigualda-. ¿Por qué? ¿Por qué si el PSOE está detrás de las movilizaciones ciudadanas hubo protestas ayer en la calle Ferraz? Ayer lo puse en un tuit: “La protesta contra #ferraz y #genova demuestra que esto no es contra el PP, sino contra los políticos y el sistema”.

Criticar al sistema y los políticos ha sido siempre deporte nacional, incluso en épocas de bonanza. Ahora, en época de crisis y recortes, los antisistema tienen más argumentos y el resultado es el movimiento 15M. En sus asambleas no hablan de acabar con la derecha o desbancar al PP para colocar al PSOE o a IU, de lo que hablan es de crear el “mundo nuevo” del que hablaba Durruti. El enemigo es el capitalismo, el causante de la crisis y de la opresión del pueblo. Eso conlleva acabar tanto con el liberalismo del PP como con la socialdemocracia del PSOE. Incluso IU se queda fuera por ser unos traidores que han hecho el juego al sistema. De hecho, como partido político, son parte del sistema. Esto es lo que piensa la gran masa del 15M, aunque sea un movimiento transversal que incluya tendencias mucho más moderadas.

El movimiento de izquierdas, antifascista o si quieren llamarlo, luchador de la libertad, es difícil de comprender si no se tiene en cuenta que en este país el sindicato mayoritario hasta la dictadura de Franco fue la CNT anarquista. ¿Cómo puede ser que tuviera casi un millón de afiliados y 80 años después no quede ni uno? Claro que quedan, quedan muchos. En forma de persona inconformista, desconfiada, rebelde, escéptica, ácrata, pero quedan. Esos son la gran masa española que ha articulado el 15M y está intentando derribar el sistema. Ahora internet y las redes sociales les permiten organizarse mucho mejor. Por eso, seguirán habiendo manifestaciones contra PSOE y PP por igual. 

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s