El frente popular balear

Biel Barceló (Més) y Francina Armengol (PSIB-PSOE) en el Parlament.

Biel Barceló (Més) y Francina Armengol (PSIB-PSOE) en el Parlament. Foto: Jordi Avellà para ‘El Mundo’.

(Publicado el 22 de mayo de 2015 en la página 19 de El Mundo / El Día de Baleares y en elmundo.es).

Las islas alumbran la primera victoria electoral de la izquierda en la historia democrática. Eso dicen las últimas encuestas. Sería posible que la suma de escaños de PSIB-PSOE con Podemos, Més, Guanyem y Gent per Formentera-PSOE llegara a los 30 que dan la mayoría absoluta. No necesitarían a Ciudadanos ni al caballo de troya del centro-derecha: el PI.

Baleares alumbra una nueva etapa de izquierdas. Quién se lo iba a decir a Antonio Maura o Joan March. Es un hecho que el pacto es posible, ya hay precedentes de hexapartito. Si en 2007 pudieron integrar a UM, lo de Podemos está hecho. La formación de Pablo Iglesias ha pasado de luchar contra el bipartidismo a luchar contra el PP y es posible que entreguen en bandeja el gobierno de Baleares a los antaño traidores del PSOE. Las vueltas que da la vida.

Alberto Jarabo (Podemos Baleares).

Alberto Jarabo (Podemos Baleares). Foto: Alberto Vera para ‘El Mundo’.

La cuestión es quién presidiría ese nuevo frente popular balear. Francina Armengol cree que debe ser ella porque el PSIB será la fuerza más votada de la izquierda. Sin embargo, la última encuesta del Instituto Balear de Estudios Sociales (IBES) da 14 escaños al PSIB, los mismos que suman Podemos (9) y Més (5). ¿Podría haber un presidente alternativo? Podría ser el secretario general de Podemos, Alberto Jarabo. Si el resultado les es favorable, es posible que Més y la formación de Pablo Iglesias lo planteen este mismo lunes. ¿Por qué seguir indefinidamente con el PPSOE? Según los estatutos, estas decisiones deben tomarlas los círculos y me temo que preferirán a Jarabo.

Armengol no quiere ni oír hablar de esta posibilidad. Daniel Álvarez se lo preguntó en una entrevista y su respuesta fue esta: “Me parecería muy antidemocrático. Més y Podemos se presentan por separado, que yo sepa. Cada uno suma sus escaños, no los de otros. Si no, sería un poco surrealista”. Así que es partidaria de que prime la lista más votada, salvo que sea del PP. En democracia, también son posibles los acuerdos entre partidos para elegir candidatos.

Biel Barceló

En el centro, Biel Barceló, líder de Més.

Alberto Jarabo presidente gracias a Més. Cuatribarradas per tot. Un paraíso para Cristófol Soler.

Parece que las elecciones se decidirán, una vez más, en Formentera. En Podemos lo saben, por eso han tomado una decisión sin precedentes: no presentarse allí para no dividir el voto. El consejo autonómico llegó a esa conclusión y dejó al candidato de la isla, Enrique Silva, tocando la guitarra. Justificaron la decisión para “oponerse a la maquinaria electoral y política de los populares, que solo quiere perpetuar privilegios e injusticias”.

El voto de Formentera vale más que cualquier otro porque con menos de 2.000 papeletas se puede conseguir un diputado. Además, en una disputa tan igualada este escaño es determinante. Es tan importante que el PP fue juzgado en el caso Mapau por querer empadronar allí argentinos a mansalva para que les votaran. Al final, la justicia les absolvió.

Baleares alumbra un nuevo gobierno de pacto antiPP que puede acabar como el rosario de la aurora. Es posible ganar las elecciones contra algo pero muy difícil gobernar y construir contra algo. El último que hubo se rompió un año y medio antes de acabar la legislatura por la corrupción de UM. Se quedó un gobierno presidido por Francesc Antich sin mayoría en el Parlament y sin poder aprobar prácticamente nada: ni presupuestos ni la ley de igualdad que tanto prometían los de Més. También hubo problemas entre consellers, porque cada uno quería una cosa. Si ocurre lo mismo, podría haber dos consellers de Podemos, tres del PSOE, uno de Més, y un director general de IB3 de Guanyem, por poner un ejemplo. Esto hace que sea muy difícil tomar decisiones en Consell de Govern, como ya ocurrió la pasada legislatura con la paralización de decretos en el último momento por desacuerdos entre PSOE y UM.

Carmona (Guanyem-EU), Jarabo (Podemos), Armengol (PSIB), Prohens (PP), Barceló (Més), Pericay (Ciudadanos) y Font (PI)

Carmona (Guanyem-EU), Jarabo (Podemos), Armengol (PSIB), Prohens (PP), Barceló (Més), Pericay (Ciudadanos) y Font (PI), en un debate el 21 de mayo de 2015.

Cuando terminé mi tesis doctoral sobre la división antifascista en la Guerra Civil Española llegué a esta conclusión: la unión de la izquierda es tan imprescindible como imposible. Eso nos enseñaron las revoluciones francesa (1789), rusa (1917) y española (1936), donde las izquierdas se unieron para llegar al poder pero después ajustaron cuentas entre ellas.

La capacidad que tiene la izquierda de disentir y atomizarse hace que cualquier pacto tenga fecha de caducidad nivel pan de molde. Del Frente Popular de Judea salió el Frente Judaico Popular y de Esquerra Unida surgió IniciativaVerds. ¡Disidentes! A nivel de partido esto es aceptable, difícil de entender, pero aceptable. A nivel de gobierno, si no hay un poco de responsabilidad, puede ser fatal. La lección que debe aprender la izquierda es la de la disciplina. Esa que ha demostrado la derecha en muchas ocasiones. Hay que ceder mucho en beneficio del bien común.

Baleares alumbra la mayor derrota de la historia del PP. Las previsiones dicen que pasará de 35 a 23 escaños. Así que habrá gobierno sin mayoría absoluta. Nadie podrá tocar poder sin pactar. Para que el parlamento sea gobernable deberá haber acuerdos y cierto sentido de Estado. Si no hay amplitud de miras y capacidad de hablar con todos, nos puede pasar igual que en Andalucía. Nadie tendrá suficientes apoyos para ser investido presidente y habrá elecciones otra vez en un par de meses.

frente-popularEl líder del Partido Comunista, José Díaz, dio un discurso decisivo el 15 de febrero de 1936. Para acabarlo, eligió estas palabras del jacobino Louis Saint-Joust: “Vuestro interés manda no dividiros, cualesquiera que sean las diferencias de opinión. Nuestros tiranos no admiten esas diferencias entre nosotros. O venceremos todos o desapareceremos todos”. Al día siguiente, una coalición de siete partidos de izquierda llamada Frente Popular ganó las elecciones. La formaban Izquierda Republicana, Unión Republicana, PSOE, PCE, ERC, POUM y Partido Sindicalista. Los anarquistas de la CNT la apoyaron de forma tácita. Cinco meses después comenzó al guerra civil y la coalición se rompió en unos meses. El POUM fue ilegalizado, la CNT relegada y muchos anarquistas perseguidos. Se dividieron y perdieron.

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s