Hemos ganado

Los ciudadanos hemos abierto brecha en el sistema bipartidista. Es una gran victoria porque el régimen electoral está hecho para que no ocurra. Sí, el sistema está planteado para que haya uno o dos grandes, no cuatro. Recuerdo que en una de las primeras reuniones del 15M en la Plaza de España de Palma, un hombre cogió el micrófono. Era un orador improvisado. Abrió los brazos y dijo con cierto acento sudamericano: “Compañeros y compañeras, ¡la victoria ya está!”. Se refería a que el pueblo había despertado y no había vuelta atrás. Ese pueblo ha entrado hoy en el Parlamento y lo ha dividido en cuatro, más los nacionalistas.

15m-Victor-Gutierrez-Navarro

Imagen de Víctor Gutiérrez Navarro.

El sistema está hoy muy enfadado y tiene sus razones. Si un Parlamento está muy fragmentado es muy difícil que funcione con normalidad. Lo ideal para él es que haya mayoría absoluta o un pacto de hierro. Si no hay ninguna de las dos cosas, nos podemos quedar sin presidente, como ocurre por ahora en Cataluña; o nos podemos quedar sin plan de presupuestos, como ocurrió en Baleares en 2011. Vale, es comprensible, pero si siempre gobiernan los mismos se crea una casta que puede corromperse hasta límites insospechados. PP-PSOE son un buen ejemplo.

La principal herramienta del bipartidismo es la Ley d’Hondt, que no reparte los escaños en proporción a los votos, sino que da más diputados a los que han quedado primero. Por eso, al PP le ha costado cada escaño 58.000 votos; a Ciudadanos, 90.000. Luego está la división por circunscripciones, que deja que el voto de un soriano valga cinco veces más que el de un madrileño o barcelonés. El historiador Julián Casanova dice que esconden un plan: castigar a las zonas urbanas porque son más de izquierdas. Bueno, también es para que todas las provincias tengan su diputado en Madrid, lleguen o no al mínimo de población.

Otras herramientas son las prebendas para los partidos ganadores, en proporción a los escaños obtenidos: subvenciones directas, subvenciones por voto y escaño (65 millones), subvenciones a campañas electorales, bloques electorales reservados en los informativos, spots en televisión, presencia en los debates, etc. Así, los nuevos no pueden asomar la cabeza. Están en absoluta desventaja.

Lo conseguido por Podemos y Ciudadanos es un hito en nuestra historia. Se ha dado un gran paso en la regeneración democrática. Compañeros y compañeras, ¡la victoria ya está!

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s