Rescate inmobiliario

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 28 de noviembre de 2016)

Una de las últimas casas que alquilé en Palma pertenecía a un casero avaricioso. Tenía tantas propiedades que cuando le llamaba le tenía que decir la dirección de la casa para poder identificarme. Le pagué religiosamente durante tres años y cuando me fui me intentó rapiñar. Le di las llaves y él me anunció que «nunca» devolvía la fianza. Se amparaba en la ambigüedad de una parte del contrato.

No podía creerlo. Un hombre en sus últimos años de vida (era muy mayor), con infinitas propiedades y todavía quería más. Le dije: «¿De verdad no me vas a devolver la fianza después de lo bien que me he portado contigo?». Le debí tocar la fibra o algo porque se quedó pensativo, sacó los 500 euros del bolsillo y me los dio. Me fui sin decir nada pero aquello fue indignante.

Me acordé de él el otro día cuando vi la portadilla de Daniel Álvarez con la Ley de Vivienda que se prepara para el año que viene. El Govern quiere que los que posean más de 10 casas cedan a alquiler social las que lleven dos años desocupadas. Los bancos serían muy perjudicados. Sólo en Palma hay 16.000 viviendas vacías (el 9% del total) que saldrían al mercado, aumentarían la competencia y, previsiblemente, bajarían los precios. Tengo que reconocer que, como usuario, me alegré.

Palma es una ciudad con pocas viviendas en alquiler o venta. Hay poca competencia así que los precios suben. Ibiza está en una situación insoportable en verano. Como bien reveló Ricardo Fernández Colmenero, el precio de los alquileres está expulsando a los mileuristas de la isla. Hay ofertas ridículas como 500 euros por vivir en un balcón y 300 por un colchón en un salón sin derecho a baño ni cocina.

Mallorca lleva el mismo camino si no ponemos remedio. El alquiler vacacional lo ha trastocado todo. Los que residimos aquí y queremos alquilar por un año ya no somos rentables en algunas zonas. Los propietarios ganan más alquilando a turistas cinco meses que a residentes todo el año. Eso ha disparado los precios. Antes por 500 euros encontrabas algo decente. Ahora necesitas 700.

Capítulo aparte son los inquilinos morosos y el desamparo legal de los propietarios. Mayte Amorós reveló cómo una familia estaba en la calle esperando el desahucio de su inquilino moroso. Los listos se aprovechan de la lentitud del proceso judicial. Una injusticia que merece también cambios legislativos urgentes.

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s