Homenaje a Carmen Blázquez Gil

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 26 de diciembre de 2016)

CARMEN BLÁZQUEZ GIL era muy madrileña. Creció en uno de los barrios obreros con más solera: Prosperidad. Cuando estalló la guerra en 1936 tenía sólo 16 años y estaba afiliada al Partido Comunista. Dedicó aquellos difíciles años a ayudar al partido y a su novio, Jacinto Vallejo Hijosa, que ascendía rápidamente en el ejército republicano hasta llegar a ser comandante de Brigada en el frente de Madrid. Ella permaneció en la retaguardia y antes de acabar la guerra se casaría con él. Me contó cómo el anarquista Cipriano Mera detuvo a su marido y lo encerró en el calabozo durante los confusos días del golpe de Casado, la guerra civil dentro del propio bando republicano en marzo de 1939.

Carmen y Jacinto no pudieron escapar de Madrid antes de la entrada del ejército franquista. Tuvieron que esconderse por separado. La pareja se podía ver muy poco. Ella estaba en Prosperidad y él en un piso del barrio de Usera. Un día quedaron en verse en Cuatro Caminos. Ella caminaba hacia él y le sonreía en la distancia cuando Jacinto cambió el rostro y le pidió que se alejara con un gesto de los ojos. Varios policías secretas se abalanzaron sobre él y lo detuvieron. Lo fusilaron un año después en el Cementerio del Este. Tenía sólo 27 años.

carmen-blazquez-gil

Carmen Blázquez.

Carmen acabaría también detenida y pasó cinco años en la cárcel. Allí vivió momentos terroríficos, como el asesinato de las Trece Rosas, algunas de las cuales eran amigas suyas. Después fue «desterrada» a la Línea de la Concepción (Cádiz), donde empezó una nueva vida.

Allí me desplacé en 2007 para entrevistarla para mi tesis doctoral. Carmen tenía 86 años y apenas se podía mover. Cuando le dije que venía de la capital me recitó el poema de Alberti:

Madrid, corazón de España,
late con pulsos de fiebre,
si ayer la sangre le hervía,
hoy con más calor le hierve

Era una persona profundamente marcada por la guerra y la dictadura. Le habían robado sus mejores años. A pesar de todo, los tres amores de su vida permanecían intactos: Jacinto, Madrid y el PCE. Murió poco después, en junio de 2008. Sus dos hijas y algunos amigos y compañeros del partido le organizaron un sentido homenaje. En La Línea hay una plaza con su nombre.

Muchas veces me acuerdo de ella. Si pones su nombre en Google no sale nada. Ahora saldrá este artículo.

carmen-blazquez-gil

Carmen Blázquez, sentada en el centro, en un homenaje en la Residencia para Mayores El Palmeral, en la Línea de la Concepción (Cádiz).

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Homenaje a Carmen Blázquez Gil

  1. naniboloqui dijo:

    Se te acumula el trabajo… Estoy esperando el libro de los militares italianos y el “Diario de un investigador” 😉

  2. Pilar Gutiérrez Luengo dijo:

    Era mi tía política, en el sentido de ser la mujer de mi tío Juan, y todo el mundo le llamaba “la madrileña” , Carmen la madrileña, era una institución en mi pueblo, La Línea de la Concepción, y como amaba tanto Madrid, mi pueblo fue principalmente “su amargo destierro”. Mi tía Carmen endulzo mi infancia. Gracias, tita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s