¿Cuántos fachas hay en España?

Infografía publicada por The New York Times. En rojo, la ultraderecha.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 15 de mayo de 2017)

ESPAÑA SE ha convertido en un caso insólito en Europa. Es el único -con Portugal- que no tiene ultraderecha en el Parlamento. Vamos, que los españoles no votan a la ultraderecha. Es, por tanto, sobre el papel, el país occidental con menos fachas de Europa. Ojo. Esto debería ser motivo de orgullo, pero hay algunos que no pueden vivir sin fachas, así que los buscan debajo de las piedras.

Si usted pregunta a su cuñado de IU o Podemos (sí, los de Podemos también tienen hermanos que se casan), le dirá que España está llena de fachas; que los del PP, Ciudadanos, PSOE, PNV, CIU y demás son fachas. De hecho, una parte de la propia militancia de Podemos -los disidentes- son en realidad fachas encubiertos. Muchos son de derechas pero todavía no lo saben.

Lo hemos oído muchas veces: «El PP es de ultraderecha». Entonces, de qué son Santiago Abascal (VOX), Manuel Canduela (Democracia Nacional) y el ultra del Betis que se lió a guantazos en Bilbao. No sé, igual Verstrynge nos lo puede explicar.

La realidad es que VOX, el partido más parecido a los partidos que afloran en Europa, obtuvo en las pasadas elecciones el 0,2% de los votos. Sólo sumó 46.638 papeletas. Quedó lejísimos de obtener un mísero diputado. Mientras, sus homólogos europeos crecen cada día. En Francia, el Frente Nacional de Le Pen es el segundo más votado. La ultraderecha tiene representación en Holanda, Austria, Alemania, Reino Unido, Italia, Grecia, etc. Y fíjense que en todo este artículo no he citado a Putin ni a Trump.

El otro día, el diario Le Monde publicó un artículo titulado España, el país donde no existe la extrema derecha. Destacaba que, a pesar de la crisis, el retroceso de los partidos tradicionales y la llegada de inmigrantes, ningún partido populista xenófobo había ofrecido una receta atractiva. El New York Times también destacó este hecho insólito. Un fantasma recorre Europa pero se niega a entrar en España y Portugal.

Siempre se ha dicho que España no vota comunista. La realidad es que España no vota fascista. El PP no es ultraderecha. Es un partido de derechas. Sin más. Lo siento por algunos, pero es así. Ahora, si alguien prefiere vivir pensando que estamos rodeados de fascistas, no podemos hacer nada. No quiero quitar la ilusión a nadie. La respuesta al cuñado de Podemos es fácil: «Todos los que tú quieras, majo».

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s