Mi primera carrera popular

Esta foto la hice en la calle San Miguel justo antes de salir. 12 de noviembre de 2017. Palma.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 13 de noviembre de 2017)

Más de 3.000 personas corrieron ayer por Palma en contra del cáncer. El doble que el año pasado. Yo me apunté y no soy corredor. Eso era lo de menos. La inscripción costaba entre 7 y 15 euros, así que entre todos hemos aportado un dinero a luchar contra la enfermedad.

Era mi primera carrera popular. Hay dos deportes que no soporto: correr y nadar. Son actividades solitarias, para mí muy aburridas. Es salir a correr y pensar cuándo demonios acabará. No veo el momento de parar. Intento distraerme pero nada. Todos mis pensamientos son penosos y acabo maldiciendo mi existencia. Si fuera corredor, iría días alternos al psicólogo. Nada que ver con los deportes de equipo, por Dios. Cuando juego al fútbol soy feliz antes, durante y después.

Mi ruta de entrenamiento. App de Nike.

La carrera de ayer, sin embargo, fue diferente. He de reconocer que sólo había entrenado un día. Hice el jueves un ida y vuelta desde Santa Catalina hasta el Club de Mar. Cinco míseros kilómetros y acabé reventado. Fui escuchando un programa de radio, pero nada. Me aburrí muchísimo. Ayer tenía que correr 12 kilómetros, así que lo veía bastante mal. El itinerario era ir de plaza España hasta el Parque del Mar y volver. Así cuatro veces. Mi amigo Toni Sánchez Grao, que es un corredor de verdad (ayer quedó cuarto), me avisó de que la calle Olmos acabaría conmigo.

Pero todo es psicológico. Ayer no corría solo. Había gente de todas las edades y forma física, con sus camisetas verdes y zapas de runner. Esas que ahora lleva la gente para todo (por cierto, el otro día se las vi a Armengol). Vi camisetas y dorsales dedicados a los que ya no están: No te olvidamos, T’estim Cris. Los voluntarios de la Asociación Contra el Cáncer nos animaron durante todo el recorrido: «¡Vamoss, tú puedes, vengaaa!». Ellos sí tenían moral. Cuando me veía derrotado miraba a mi alrededor y sólo veía luchadores. Un padre corriendo con el carrito de su hijo (¡me adelantó, ojo!); una mujer de unos 70 años sola, avanzando contra el asfalto; grupos de amigos con el retrato del que ya no está… Y de repente un voluntario te da agua y te choca la mano. Aquí no se rinde ni Dios.

Conseguí acabar. Mi nombre no sale en la clasificación por error, pero sí. Lo juro. Tardé 70 minutos. El ganador me sacó media hora de ventaja. Estoy mirando cuándo es la próxima.

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mi primera carrera popular

  1. Pingback: El dolor se va | Manuel Aguilera Povedano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s