El asesinato de Andrés Riera Enseñat

Carné militar de Andrés Riera Enseñat.

ANDRÉS SABÍA que lo matarían. Si entraba en una celda, sólo saldría para morir al alba pegado a la pared del cementerio. Lo acababan de detener y la sentencia ya estaba dada así que su única posibilidad era huir. Lo intentó, pero salió mal. Su nieto Carlos Rosell me pasó el otro día todos los expedientes del caso (copiados por Memoria de Mallorca) y quedamos en que daría a conocer la historia. Una víctima más de la represión fascista de los primeros días de la Guerra Civil Española.

Andrés Riera Enseñat era de Andratx (Mallorca) y tenía 28 años cuando llegó el golpe militar. Le pilló en Palma y cuando vio que los acontecimientos se torcían se escondió en una «barraca subterránea» de Ses Cadenes, en El Arenal. Era un conocido comunista y sus compañías estaban también fichadas como «extremistas». Patrullas de falangistas los buscaban noche y día desde el 18 de julio de 1936.

El 30 de julio fue atrapado por una de esas patrullas en Ses Cadenes. Según el expediente, en la puerta de su escondite ponía: «Abajo la pena de muerte, viva el comunismo». Dentro había ropa, unas sartenes, cinco pesetas de plata, una bicicleta, ejemplares de «prensa extremista» y «diez libros de lectura marxistas de revolución».

Andrés se vio encañonado por cinco falangistas y solo pudo rendirse. Prefirió no oponer resistencia, de momento. Esperó a que se confiaran y al pasar por una casa pidió parar para pedir algo de agua y comida. La patrulla accedió y se presentaron todos en la casa. En ese momento solo había un joven, que se convertiría después en el principal testigo del terrible suceso. Entregó un vaso de agua a Andrés y este, al ver que los demás andaban despistados, decidió que era el momento de escapar. Lanzó el vaso de cristal sobre uno de sus captores y salió corriendo. El falangista José Falcó Oliver sacó su pistola y le acertó dos veces en la cabeza. Andrés quedó herido de muerte en la tierra de El Arenal. Los falangistas agarraron el cuerpo y lo llevaron a Palma. Tardaron varios días en identificarlo porque la familia no sabía nada. El silencio de estos hechos ha durado hasta hoy.

La Falange de Felanitx confirma la muerte en Portocristo de José Falcó Oliver.

El asesino tenía 35 años y pertenecía a La Falange de Felanitx. De hecho, su hermano Juan Falcó Oliver era nuevo alcalde franquista de ese pueblo.

La Guardia Civil fue alertada e inició una investigación días después. Interrogaron a todos los testigos e identificaron a José Falcó Oliver como autor de los disparos pero cuando iban a detenerle les dijeron que había muerto luchando contra los republicanos en Portocristo. Y era cierto. El asesino de Andrés ya no podía ser juzgado aunque de poco hubiera valido. La investigación le exculparía porque actuó «en defensa propia». Carlos sabe ahora que su abuelo Andrés era «un valiente». Fue detenido ilegalmente por sus ideas y eligió luchar por su vida antes que someterse. Un orgullo para la familia.

(Columna Los últimos de MalleEl Mundo / El Día de Baleares, 25 de junio de 2018)

Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de "Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española".
Esta entrada fue publicada en Historia, Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s