Un día con el Batallón Filipinas: cómo es disparar un fusil de asalto HK-G36

Un grupo de 22 periodistas mallorquines hemos pasado un día de maniobras con el Batallón Filipinas, del Regimiento de Infantería Palma 47, en Génova (Palma). El plan era conocerles por dentro. El coronel Rubalcava insistía: “Los militares somos personas normales. Vamos a Carrefour y hacemos cola como vosotros. Queremos que la sociedad nos conozca mejor”. Pudimos preguntar y grabar todo. ¡Y encima nos dejaron disparar su fusil de asalto!

Llegamos el jueves 22 de noviembre de 2018 a las 10h a la Base Jaime II, nos equipamos con chalecos anti fragmentos y cascos.

Nos llevaron a la zona de maniobras, donde nos emparejaron con soldados y montamos una tienda de campaña individual. A mí me tocó el soldado Quetglas, un recién llegado de 21 años de Pollença. Un crack que está muy contento en el Ejército y su idea es hacerse después guardia civil. Después formaron tres secciones ante el capitán Piñeiro y el teniente coronel Ortiz.

Disparamos cinco tiros con el fusil de asalto HK G36, de fabricación alemana, que sustituyó al Cetme español en 1999. Es tan fácil como disparar perdigones. La principal diferencia es el ruido (te deja sordo) y el olor a pólvora. La precisión es tremenda. Donde pones el punto rojo del visor pones la bala. Era la primera vez que disparaba y estaba muy nervioso. Imagínate si tienes un enemigo real enfrente.

Yo probando el peso del HK, el periodista Andreu Vidal y el teniente Cobas, en Palma el pasado 22 de noviembre de 2018.

Nos mostraron sus armas y el visor de la marca Trijicon, de EEUU, que tiene inscrito el versículo de la Biblia Juan 8:12: “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.

La comida fue de rancho: potaje y albóndigas en salsa bastante buenas. El pan estaba caliente. De los mejores que he comido. La cena fue de ración de combate y nos la tuvimos que calentar nosotros mismos con el hornillo que incluye. Cené sardinas con tomate, pote gallego y albóndigas de nuevo. Estaban aceptables de sabor y me llené enseguida. Esas latas están cargadas de calorías. Viene hasta pasta de dientes y un chicle.

Durante la noche no pasamos frío gracias a la tienda y el saco. El único problema fueron los ronquidos (¡de periodistas!). Tocaron diana a gritos a las 6.30h: “¡¡¡Compañía, diana!!!“. Desayunamos bien: leche con colacao, pan con mantequilla y chorizo, y bollería.

El día terminó en el patio de armas de la base con la formación del resto de la tropa a las 8 horas, el himno de España y entrega de diplomas a los periodistas. Impresiona ver la disciplina militar de tan cerca, la verdad. Todos fueron muy amables con nosotros. Los que no hicimos la mili nos llevamos muchos conocimientos y una experiencia inolvidable. Ojalá podamos repetir.

Los periodistas que participamos en el VII Seminario en el Regimiento de Infantería Palma 47. Falta la periodista Ángeles Durán.
Monolito a la Infantería y las guerras donde ha luchado el Batallón Filipinas. Base Jaime II de Palma.
Caídos de la Artillería de Mallorca. Base Jaime II, Palma.
Anuncios

Acerca de manuelaguilerapovedano

Periodista e investigador de la Guerra Civil Española. Doctor, con premio extraordinario, por la Universidad CEU San Pablo y profesor de Periodismo en el CESAG. Autor de 'Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española' y 'Un periodista en el desembarco de Bayo'.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un día con el Batallón Filipinas: cómo es disparar un fusil de asalto HK-G36

  1. A.C. Blanca dijo:

    Magnifico reportaje…

    Cuanto ha cambiado mi Ejercito desde aquel Enero del 1977, cambios para bien, aunque veo que aun se estila el “chusco”(1).
    El reportaje me ha traido buenos recuerdos de mi paso por filas, en el CIR 14 durante mi periodo de instruccion y posteriormente en el Cuartel de Automovilismo en la Carretera de Valldemossa, la B.P.yT. 29 Cia.

    Manuel, muchas gracias por este reportaje.
    A.C. Blanca.
    (1) chusco: racion individual de pan para el soldado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s