Ocupas y okupas

Centro Social Okupado en el Parc Güell, Barcelona.

Centro Social Okupado en el Parc Güell, Barcelona. Foto: Wikipedia.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 6 de marzo de 2017)

No es lo mismo un ocupa que un okupa. Creo que todos deberíamos distinguir entre unos y otros y luego formarnos una opinión sobre cada uno de ellos. Un ocupa es una persona que entra por la fuerza en una casa ajena. Un okupa, con ka, es un antisistema, normalmente anarquista, que ocupa un edificio público abandonado para darle un uso social.

En los últimos meses algunos periodistas han llamado «okupas» a gente que eran «ocupas». Según la RAE, no se equivocan, porque la definición de «okupa» que aparece es: «Dicho de un movimiento radical: Que propugna la ocupación de viviendas o locales deshabitados». No dice nada de propiedad pública o uso social. En mi opinión, es un error. El matiz es importante.

El movimiento okupa se dedica a rehabilitar edificios públicos abandonados y a ponerlos al servicio del barrio con multitud de actividades. Convierten nidos de ratas que llevan cerrados 30 años en centros sociales okupados (CSO). Eso quiere decir que el edificio no pertenece a los okupas, sino al barrio. Están obligados a atender a todos los que vayan allí. En España, hay muchos ejemplos, como Minuesa o El Laboratorio en Madrid, con biblioteca, gimnasio, guardería, huerto, locales de ensayo, comedor social, etc. En Palma estuvo durante años el Kasal Llibertari, una antigua fábrica en calle Manuel Azaña, donde ahora hay una gasolinera. En mi opinión, es una buena iniciativa privada si no perjudica a nadie. Hay que tener en cuenta que siempre son temporales, hasta que el Estado reclama la propiedad para darle un uso.

Los ocupas son otra cosa. Entran en pisos particulares y no se van hasta que el dueño les pague. Utilizan la extorsión. Hace unos días nos encontramos un titular indignante: «Detenida la propietaria de un piso al intentar ‘sacar’ por la fuerza a una ocupa de su casa de Palma». Resulta que si alguien entra en tu casa y permanece 48 horas dentro, no la puedes sacar hasta que un juez ordene un desahucio, es decir, varios meses después. Como la policía no puede actuar, ha nacido una empresa llamada Desokupa que soluciona el problema controlando el acceso a la vivienda ocupada. Es decir, esperan a que salga el ocupa y luego no le dejan volver a entrar. Todo es legal y no desalojan a familias con niños. Una empresa privada ha venido a resolver un fallo del sistema. Hay que acabar con el movimiento ocupa, con ce.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Murieron dos veces

Milicianas Mallorca

¿María García?, la autora del diario, Daría Buixadé, Mercedes Buixadé y ¿Teresa?, en la Escuela Graduada de Manacor el 4 de septiembre de 1936. Las asesinaron pocas horas después en el cementerio. Foto conseguida por Antoni Tugores.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 6 de marzo de 2017)

El historiador Antoni Tugores acaba de publicar en la editorial Lleonard Muntaner un libro imprescindible. Se titula Moriren dues vegades y trata sobre la violación y asesinato de cinco milicianas antifascistas en Manacor en 1936. Participaron en el Desembarco de Bayo y sirvieron de enfermeras. No dispararon ni un tiro. La derrota les pilló durmiendo y al despertar se vieron sobre rocas buscando la esperanza en un mar desierto. No quedaba ningún barco. La batalla había acabado y sus compañeros se habían marchado a Barcelona sin poder avisarlas.

Una de ellas escribió en su diario: “¡Qué momentos más inenarrables de peligro! ¡Qué emoción ante el momento enorme de peligro sin arreglo posible! Yo he cogido nuestra bandera, pues no quiero quede abandonada y debe ir con nosotros hasta el último momento. ¡Qué nerviosismo existe! ¡Todos quieren mostrarse valientes y, sin embargo, se les ve que el abatimiento, el temor y el miedo les domina! Tenemos víveres para un par de días. Municiones, también. Esperemos los acontecimientos”.

Los falangistas liderados por el italiano Conde Rossi las atraparon y las llevaron a Manacor. Las exhibieron en la Escola Graduada como un trofeo y allí les hicieron la única foto que tenemos de ellas. Las cinco con mono azul y brazalete de la Cruz Roja. Tugores ha encontrado en los archivos la foto original, con buena calidad. Aparte hay otros 40 milicianos. Las caras reflejan pena, fatiga, miedo. No sabían lo que les esperaba.

El 5 de septiembre de 1936 fueron fusilados en el cementerio de Son Coletes, Manacor. Ellas sufrirían antes abusos. Todavía no sabemos el nombre de todas: Teresa, María García y las hermanas Daría y Mercedes Buixadé Adroher. Nos falta el nombre de la autora del diario. TV3 prepara un documental y un investigador de Barcelona, Gonzalo Berger, publicará en breve el nombre de todas.

Daría y Mercedes Buixadé Adroher.

Daría y Mercedes Buixadé Adroher. Foto conseguida por Antoni Tugores.

La gran batalla ideológica del siglo XX que vivió Baleares, el llamado Desembarco de Bayo, es una gran desconocida. A veces pregunto a mis alumnos de 18 años quién la conoce. Nadie levanta la mano. Ahora, el Desembarco de Normandía, lo conocen todos. Sé que algún colegio hace pedagogía sobre ello, incluso visita la zona cada año, pero es la excepción.

Tugores dice que las milicianas murieron dos veces porque también asesinaron su memoria al decir que eran unas vulgares prostitutas. Hoy se sabe que era un bulo y algunas eran de buena familia y muy cultas. La verdad nos hace un poco más libres.

Casa hospital Sa Torre Nova, en Sant Llorenç, donde sirvieron de enfermeras durante la batalla.

Casa hospital Sa Torre Nova, en Sant Llorenç, donde sirvieron de enfermeras durante la batalla. Foto cedida por Antoni Tugores.

Almacén de la fábrica de Punta N’Amer donde fueron encerradas las milicianas antes de que las llevaran a Manacor. Foto cedida por Antoni Tugores.

Publicado en Historia, Opinión | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios

Antonia, Magdalena y Mercedes

Bombardeos Mallorca

Diario La Almudaina, 11 de junio de 1937, página 2.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 20 de febrero de 2017)

Las hermanas Antonia, Magdalena y Mercedes Muñoz Martí no tienen ninguna placa que las recuerde. Tampoco salen en ningún blog ni listado de internet. Fueron asesinadas en la guerra civil pero no tienen memoria histórica. Tenían 23, 21 y 7 años, respectivamente. Sí, Mercedes tenía sólo siete cuando la mataron. Su pecado fue vivir en la plaza de la Palla, en Palma. Allí perdieron la vida las tres, sin poder despedirse de nadie. Cuando vi su necrológica en la hemeroteca pensé en sus padres. Perdieron tres hijas de golpe. Sin culpa de ningún tipo, sin aviso. Mayor injusticia no cabe.

Todo ocurrió el lunes 31 de mayo de 1937. Tres bombarderos republicanos despegaron de madrugada desde Lleida para atacar Palma. Llevaban varias bombas para el cuartel de las Avenidas. Las sirenas sonaron a las 6 de la mañana y los palmesanos corrieron a los sótanos. Algunos no llegaron a tiempo.

Los aviones volaban a gran altura para evitar las baterías antiaéreas y, quizá por eso, erraron el tiro. De hecho, casi siempre fallaban porque tiraban los proyectiles a ojo. Cayeron en la calle Socorro, en Aragón, en el jardín del Temple y en la plaza de la Palla. En el cuartel, ninguna. Antonia, Magdalena y Mercedes murieron al salir de su casa. En el número 10. Seguramente dormían cuando oyeron las sirenas y corrieron hacia el refugio. Dos de sus vecinos, una madre y su hijo, sufrieron el mismo destino: María Picornell Mayol (41 años) y Alfonso Bueno Picornell (15).

Plaza del Pes de Sa Palla, Palma, donde murieron Antonia, Magdalena y Mercedes.

Plaza del Pes de Sa Palla, Palma, donde murieron Antonia, Magdalena y Mercedes. (Google Maps)

En el jardín del Temple murió otra niña: Isabel Llabrés, de 11 años. La macabra lista la cierran Juana Salas Oliver (60 años), Francisca Brindis Moragues (44), Magdalena Colombás Pujol (84) y Antonio Marí Juan (19). En total se segaron 10 vidas.

La venganza llegó cinco días después. Los franquistas fusilaron a cinco presos. La información aparece en el diario Ultima Hora del sábado 5 de junio de 1937 en una breve nota, como si fuera un tema menor: “Ejecuciones. Esta mañana, en la explanada del Fuerte de Illetas, ha sido cumplida la sentencia dictada contra los paisanos Bernardo Marqués Rullán, Gaspar Moragues Comas, Rafael Gamero Ginata, el soldado de artillería Juan Terrasa Hernández y el de Infantería Gabriel Mulet Estades, que habían sido condenados a la pena capital por Consejos de Guerra celebrados en esta Plaza”. Memoria histórica para ellos y para Antonia, Magdalena y Mercedes; para los 150 baleares que murieron en los bombardeos. Entre ellos había 35 niños y esta democracia también debe recordarles.

Publicado en Historia, Opinión | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Índice de ‘Compañeros y camaradas. Las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española’

Como este año 2017 es el 80 aniversario de los Hechos de Mayo de Barcelona, recuerdo la publicación de mi libro donde se relata aquella batalla urbana: Compañeros y camaradas, las luchas entre antifascistas en la Guerra Civil Española (Actas, 2012). Cuelgo aquí el índice en PDF. Se puede comprar online aquí.

Publicado en Historia | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El primer KO

boxing

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 6 de febrero de 2017)

El barrio de Corea es quizá el más duro de Palma. Se llama así porque su construcción coincidió con la guerra de Corea en 1951. Su nombre real es Camp Redó pero la gente lo llama como le da la gana. Allí vivió su historia un amigo y me parece tan ejemplar que le pedí plasmarla en esta columna. Una historia de tantos hijos de inmigrantes que vinieron a trabajar.

Nació en Corea como el pequeño de ocho hermanos y con sólo 12 años (cada vez es más pronto) empezó su declive. Fue a parar a un colegio con los peores compañeros y, como era el nuevo, la tomaron con él. En aquella época el bullying era deporte olímpico y tuvo que hacerse fuerte. En dos semanas se peleó 10 veces con el mismo tío (¡el mismo!). No se achantaba. Al final se juntó con lo peor de cada casa y probó las drogas con sólo 13 años. Así hasta un 9 de junio del año 2000. La tarde le regaló una cantidad industrial de marihuana y se la fumó toda con un amigo. “Tardé dos horas en llegar de la calle Industria a Corea. No sé ni por dónde fui”, dice.

Foto de Juan Antonio Capó en Flickr.

Foto de Juan Antonio Capó en Flickr.

Cuando abrió la puerta de su casa su padre le estaba esperando. Al verle llegar en ese estado tan drogado le dio un guantazo que lo dejó KO. Literalmente. Lo durmió de una hostia. Su padre, además, convirtió la casa en una cárcel con una única celda: su cuarto. No pudo salir de allí en un mes entero. El día de su 14 cumpleaños recibió la carta de libertad con una condición: “Toma este dinero y apúntate a un gimnasio. Luego tráeme el recibo”. Y así lo hizo. Dio la casualidad que el más cercano era de boxeo. Él ni siquiera conocía ese deporte pero entró y le gustó lo que vio. Desde entonces no ha dejado de boxear. Ahora es un gran campeón, tiene dos trabajos que le apasionan y una vida feliz. Tiene su casa en una zona tranquila en las afueras de Palma.

Él cuenta riendo: “Sólo me han hecho 4 KO en mi vida; el primero fue el de mi padre“. “Esa hostia que ahora dicen que no se puede dar porque el hijo te denuncia fue la que me salvó. Por eso no le guardo ningún rencor a mi padre”. Da mucho que pensar. A ver si un día le hacemos un reportaje con nombre y foto. Estas son las historias que valen la pena.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Cuánto punk y yo qué viejo

Javier Soto, Julián Hernández y Óscar Avendaño.

Javier Soto, Julián Hernández y Óscar Avendaño.

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 23 de enero de 2017)

Hace 25 años Mallorca no existía para el punk rock. Nadie venía a tocar aquí. Ahora no sólo vienen todos sino que lo paga el ayuntamiento y el alcalde asiste como uno más. El jueves vi en las fiestas de Sant Sebastià a José Hila en el concierto de Siniestro Total y me dijo que era la plaza con más gente. Palma es una ciudad maravillosa.

58263463Siniestro fue el primer gran grupo de mi vida. Lo conocí un verano gracias a mi primo de Granada. Oíamos la versión de Highway to hell una y otra vez, sin parar. Me gustaban los discos enteros, sobre todo los primeros, y hasta me compré la biografía que escribió Jesús Ordovás. Aquello fue el inicio de todo. Mi entrada en un estilo musical que he llevado hasta el final, hasta el punk más cutre del mundo.

Sólo me faltaba ver a Siniestro en concierto. Si esperaba a que vinieran a Mallorca, ya podía esperar sentado. A mediados de los noventa no venía nadie. La visita de los Ramones en mayo de 1993 me pilló demasiado joven y no fui. Y luego vino la sequía.

portada-breu-historia-del-punkRecuerdo la visita de Monstruación en 1995 como un acontecimiento. Estábamos tan caninos que nos fuimos en masa a Capdepera para ver a Reincidentes. Menos mal que en Palma teníamos varios grupos locales que Tomeu Canyelles ha recogido en el libro Breu història del punk a Mallorca. En 1997 mejoró algo la cosa. Vinieron Soziedad Alkohólika, La Polla Records, Barricada y otros. Luego viví 10 años en Madrid y vi todo lo que me faltaba, incluido Siniestro.

El concierto del jueves fue un lujo. La formación sigue casi al completo (Miguel Costas está por su cuenta) y sobrevive bien a la edad (van para los 60). Siniestro es el único grupo punk de España que sabe de música. Son unos maestros: «Venimos de un país con mar, como este; muy verde, como este; muy lluvioso, como este…», y a continuación suena Miña terra galega. La lluvia enfrió el ambiente. Julián pedía palmas y le seguían cuatro, hasta que se hartó: «¡Un aplauso para ustedes mismas!». Y aplaudieron cinco. Tocaron temas casi olvidados como Tumbado a la bartola, Keke Rosberg y Fuimos un grupo vigués, y calentaron el final con Vamos muy bien y Bailaré sobre tu tumba. Asistió mucho personaje ilustre, como media redacción del diario El Mundo. Palma está en el mapa. Cuánto punk y yo qué viejo.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Rajoy, 42% real

Twitter seguidores falsos

(Columna Los últimos de Malle, El Mundo / El Día de Baleares, 9 de enero de 2017)

Nuestro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tiene sólo un 42% de seguidores reales en Twitter. Tiene unos 600.000 seguidores reales y 700.000 falsos. Es decir, que es más falso que real. En 2014 ya saltó la noticia de que la cuenta de Rajoy se había llenado de repente de árabes (eran fake). Moncloa negó que los hubiera comprado y alegó que habían troleado la cuenta.

He invertido un rato en Twitter Audit (actualizado a 2015) y Status People para ver quién compra sus seguidores en las redes sociales (unos 1.000 cuestan 10 euros). He revisado a políticos, periodistas y gurús varios y me he llevado alguna sorpresa.

Según Twitter Audit, Pablo Iglesias tiene un 69% de seguidores reales (¡600.000 son falsos!). Por detrás van Pedro Sánchez (78%) y Albert Rivera (83%). El resto de líderes superan el 90%, así que todo correcto. Los que más compran seguidores falsos son los partidos. El que más es el PP, que tiene sólo un 53% real. Después el PSOE (56%) y Podemos (69%). Ciudadanos tiene un respetable 86%.

Los periódicos de Mallorca también compran seguidores falsos. De los cuatro principales que se hacen en Palma hay uno con sólo un 48% real. Los dos más reales (con más del 75%) son El Mundo / El Día de Baleares y el Ara Balears.

Hay gente que da una imagen falsa de sí misma y eso da muchísima pena. Se compra seguidores en Facebook e Instagram, así como tráfico para su web o blog y lo vende a las empresas como visitas reales. Internet es el paraíso de la mentira. Se miente en los diarios, en los blogs y en las redes sociales.

Mi compañera Ángeles Durán ya recordó la semana pasada las palabras del Papa: «Leer noticias falsas es como comer heces». Este tema es tan grave que puede quitar y poner presidentes de EEUU. Esta semana hemos sabido que el servicio de Inteligencia de ese país achaca la victoria de Trump a las noticias falsas. Dice que Rusia está detrás de un complot contra Hillary Clinton basado en propaganda, desinformación y difusión de noticias falsas en las redes sociales.

Debemos recuperar la verdad y eso implica más periodismo. Necesitamos un ejército de honestos dispuestos a contrastar e investigar para despejar el grano de la paja. Sólo el periodismo independiente nos puede sacar de esta cueva. Necesitamos luz para ver cómo las cucarachas corren a esconderse.

1eltrabajodelosperiodistasnoconsisteenpisarlascucarachassinoe_17_ryszardkapuscinski

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario