Nuestra sanidad vencerá

Hospital Son Espases, en Palma, inaugurado en 2011.

Venceremos esta crisis porque tenemos la mejor sanidad pública del mundo. Es la mejor porque es de calidad (entre las diez mejores) y porque es totalmente gratuita, cotices o no cotices. España se gasta casi todo el dinero en protegernos: en pensiones y sanidad pública. Más de un tercio del presupuesto de las comunidades se va a los hospitales y debemos celebrarlo ahora que estamos con el agua al cuello.

La sanidad pública española es tan buena porque todos los partidos la defienden. En España no hay (todavía) un pacto por la sanidad pero sí hay un consenso tácito. Ahora salen oportunistas a criticar los recortes pasados pero, salvo contadas excepciones, aquí todos han luchado por defender la sanidad.

Armengol dijo a Germà Ventayol el domingo en Ultima Hora que en la próxima crisis económica “no caben recortes en los servicios públicos”. Lo tomaremos como una autocrítica porque en la pasada crisis su partido (PSOE) hizo multitud de recortes, como bajar un 5% el sueldo a los funcionarios (también sanitarios). En Baleares, el marrón se lo llevó el entonces gerente del IB-Salut, Pep Pomar, que se encontró una sanidad que cada año aumentaba un 10% el gasto y tomó medidas tan racionales como centralizar las compras (como ahora hace Sánchez). Pomar, que ahora es gerente de Son Espases, también redujo las contrataciones de médicos y las inversiones. Pero no lo hizo porque quiso, era un orden de Hacienda porque no había dinero. Luego vino el PP y siguió con el plan de austeridad porque había todavía menos dinero. Austericidio lo llaman algunos pero por primera vez en la historia la sanidad balear contuvo el gasto.

Sobrevivimos a la crisis económica y ahora España tiene más dinero que nunca para hacer frente a esta situación. La Conselleria de Salud balear cuenta con 1.800 millones y 12.000 sanitarios. Por ahora no hay colapso y hay camas libres en los hospitales. Es la lucha de la mejor sanidad contra el virus más peligroso del mundo. Nosotros lo pasaremos mal pero no quiero ni pensar en países como India, con 1.300 millones de personas confinadas y sólo un médico por cada 1.000 habitantes (España tiene 4).

En la primera potencia económica mundial, EEUU, no hay sanidad pública y la gente está obligada a tener un seguro privado o a pagar la factura (una visita a urgencias cuesta 800 dólares). En Japón, Francia, Alemania o Italia hay copago sanitario. Lo ha dicho muy bien la periodista Laura Casasnovas en Twitter: “Como española y holandesa, hablo desde mi experiencia cuando digo lo siguiente: ya le gustaría a cualquier holandés tener un sistema sanitario como el español”. Y encima campeones del mundo. Venceremos.

https://platform.twitter.com/widgets.js

(Sexta columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 27 de marzo de 2020, pág. 31. Sale cada 15 días en papel).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Primero fue el fútbol

Supermercado coronavirus
Foto: Eneas de Troya (Flickr).

Primero fue el fútbol, luego la bolsa, la hiperinflación… y la televisión anunció el apocalipsis. Juro que no lo vi venir. Obedecí al Gobierno y a mis padres: “Quédate en casa y aguanta”. Eso era al principio de todo, en la crisis del coronavirus, cuando todavía había electricidad, televisión y móvil. Antes de encerrarme arrasé el Mercadona. La gente se llevaba de todo menos los Yakisoba. Preferían morir a comer Yakisoba. Ahora ya no tengo agua embotellada y he decidido coger las conservas que me quedan e ir a casa de mis padres. Primero, para saber cómo están. Segundo, porque tienen un filtrador de agua.

Película Calle Cloverfield 10, que narra la vida en un búnker.

Estos dos meses no han sido tan malos. Mi película favorita es Calle Cloverfield 10 y tenía velas, mecheros y libros de sobra. Lo peor han sido los vecinos que tocaban a la puerta. Los primeros días intercambiamos comida. Cambié hasta una botella de ron por ibuprofeno. Me la bebí caliente, como las Cruzcampo que cambié por un mechero. Ahora llevo dos semanas sin abrir a nadie. Por el día duermo y por la noche hago guardia en el balcón.

Echo de menos a mi vecino Goran, un búlgaro que mantenía el orden en la escalera. Lo malo es que necesitaba muchas proteínas y se fue con su mujer e hija al Castillo de Bellver. Allí los militares dan refugio a las familias. Yo me quedé en casa porque podía aguantar unos días más, los que decían que tardaría en desaparecer el coronavirus. Y sí, la enfermedad desapareció, pero la crisis económica mundial hundió el sistema y Mallorca quedó desabastecida.

Organicé bien las comidas. Primero me comí lo perecedero: carne y verdura. Luego tiré de arroz y espagueti. Ahora sólo me quedan latas. La mayoría las compré justo antes del colapso, a finales de marzo, cuando cancelaron la liga de fútbol. Mi primo tiene una finca en Marratxí con huerto y animales pero ahora me alegro de no andar por allí. Hay bandas de saqueadores, gente desesperada que es capaz de matarte por una gallina.

Tengo claro que iré de noche. A casa de mis padres, me refiero. Decido no coger el coche. No creo que arranque y en el aparcamiento hay saqueadores de gasolina. Son las doce de la noche. Me he vestido de negro y cargo sólo una gran mochila para poder correr. No oigo nada en la escalera, así que salgo ante una Palma desierta. Me pego a la pared. Me giro por unos ruidos pero no veo a nadie. Acelero al ver el portal. Entro, subo las escaleras e introduzco la llave mientras oigo una televisión al otro lado. Mis padres me miran extrañados desde el sofá. “¿De qué vas vestido? Esto te pasa por ver tanto Telecinco”.

(Quinta columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 13 de marzo de 2020, pág. 35. Sale cada 15 días en papel).

Apocalipsis coronavirus

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El periodista gonzo

Hace justo 15 años que murió el periodista más loco de la historia: Hunter S. Thompson. Estos días he pensado cómo hubiera enfocado él la noticia del coronavirus: se habría contagiado de los primeros para contar en primera persona una historia lo más extraña posible.

Thompson inventó el llamado “periodismo gonzo” en los años setenta en EEUU. La palabra la usó por primera vez el periodista Bill Cardoso después de leer un artículo suyo. Dijo que era “gonzo puro”, una palabra que usan los irlandeses de Boston para referirse al último que queda en pie en una borrachera. El diccionario Cambridge dice que “gonzo” significa “estrafalario, disparatado y excéntrico”. En cambio, la RAE no la reconoce.

Thompson nació en Kentucky en 1937 y desde pequeño tenía graves problemas para relacionarse . Lo echaban constantemente de casas y trabajos. En una ocasión lo despidieron de un periódico por patear una máquina de golosinas. Luego pedía trabajo en el New York Times en una carta donde explicaba sus problemas emocionales, probaba con el Washington Post llamando “farsante” a su propietario y amenazaba al director de un diario de Puerto Rico con romperle los dientes. Todo esto con 25 años.

Era un lector voraz y pulió sus habilidades transcribiendo El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald, y Adiós a las armas, de Ernest Hemingway. Estuvo en el ejército y con sólo 21 años rondaba los bajos fondos de Nueva York para buscar historias. Después viajó por Latinoamérica para investigar la violencia. Varias veces acabó apaleado o en la cárcel. No tenía una ideología definida: simpatizaba con los anarquistas pero también admiraba a presidentes como Kennedy.

El libro con toda su correspondencia.

Empezó en periodismo deportivo, pasó por la revista Time y triunfó en la Rolling Stone. Publicó dos libros importantes: Miedo y asco en Las Vegas, donde cuenta un viaje en coche con su abogado hasta arriba de alcohol y drogas; y Los Ángeles del Infierno: una extraña y terrible saga, basado en sus años infiltrado en la banda de moteros más peligrosa del mundo.

Ha dejado varias frases para la historia. La más salvaje es esta: “Lejos de mí la idea de recomendar al lector drogas, alcohol, violencia y demencia. Pero debo confesar que, sin todo esto, yo no sería nada”. Si le pedían normas para escribir bien, contestaba esto: “Primera, no dudes en emplear la fuerza, y segunda, abusa de tu crédito”.

Se casó, tuvo un hijo, se divorció y se suicidó con 67 años de un tiro en la cabeza. Su frase más conocida se refiere a cómo deberíamos llegar al final de nuestra vida: “Derrapando de lado, entre una nube de humo, completamente desgastado y destrozado, y proclamar en voz alta: ¡Uf! ¡Vaya viajecito!”.

(Cuarta columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 28 de febrero de 2020, pág. 29. Sale cada 15 días en papel. PDF).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Un capitán fascista en la noche mallorquina

El capitán Tullio de Prato, a la derecha. Identificado por el escritor alicantino Miguel Ángel Pérez Oca.

El capitán Tullio de Prato estuvo un año en Mallorca como piloto fascista. Participó en 1937 en el bombardeo de Gernika y luego lo destinaron a la Aviación Legionaria de Baleares para arrasar Barcelona, Valencia… y el mercado de Alicante, donde mató en una hora a casi 300 personas. Esto se había publicado. Lo que no se sabe, y aprovecho ahora para contarlo, es cómo vivía en Mallorca. 

El capitán De Prato se lo pasaba en grande. Iba vestido de civil, tenía coche, habitación en el Hotel Mediterráneo y algunas amigas mallorquinas. Las había conocido en discotecas, porque él era uno de los más fiesteros entre los 500 italianos de la isla. Me lo imagino en la barra con un Martini y un pitillo relatando cómo había machacado Tarragona por la mañana. Hasta que un día se le acabó el chollo. Llegó a Palma un nuevo coronel de hierro: Aleandro Martire

El nuevo jefe vino a poner orden en aquel festín transalpino. Le habían informado de que los italianos de Mallorca se habían salido de madre. Aquello era impropio de una civilización destinada a gobernar todo el Mediterráneo. Llamó al capitán Tullio de Prato y le contó su plan: ir los dos en secreto a una discoteca y pillar in fraganti a todos los italianos para empurarlos hasta que se pudra el imperio. 

De Prato aceptó pero a la vez puso en marcha su propio plan de evacuación: avisó a todos de que no salieran y llamó al dueño de la discoteca para alertarle de que esa noche iría con el coronel y que no dejara entrar a italianos.

A eso de las diez de la noche se presentaron en la discoteca De Prato y el coronel Martire vestidos de uniforme y cara de pocos amigos. Todos los presentes les miraban impresionados cuando una de las chicas corrió hacia ellos y abrazó cariñosamente a De Prato. Era una antigua “amiga”. El coronel la miró sorprendido y ella los cogió a los dos y les dijo: “¡Marchaos en seguida que esta noche viene el coronel!”. De Prato se quería morir. Su plan de evacuación había sido descubierto. Sin embargo, el coronel contestó: “Cosa dice questa ragazza?”. No tenía ni idea de español. De Prato reaccionó a tiempo y le contestó que era el saludo típico de las mallorquinas.

Martire acabó con el desmadre del personal y comenzó el suyo propio. Lejos de dar ejemplo, mantuvo relaciones con mallorquinas hasta contraer la sífilis y volver a Italia. El personal le quitó la careta cuando descubrieron un sobre con fotos suyas con chicas desnudas. El capitán De Prato también volvió a Italia tras la guerra y acabó de general condecorado por la Italia democrática hasta su muerte en 1981. Otros se quedaron y se casaron. ¿Qué sería de aquella chica?

(Tercera columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 14 de febrero de 2020, pág. 29. Sale cada 15 días en papel. PDF).

Publicado en Historia, Opinión | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Palma será como ayer

Concierto de El Ekipo A en Nagual (Gomila) el sábado 9 de marzo de 1996.

Iba a hablar de la Isla de las Tentaciones pero tengo que contar algo sobre el punk en Mallorca. La razón es que el historiador Tomeu Canyelles acaba de publicar ¡Esta es nuestra guerra! Historia oral del punk en Mallorca y ha tenido el detalle de citarme. Cuenta que en 1997 yo era el bajista de una banda llamada El Ekipo A que tocó en el Kasal Llibertari junto a lo más punki de Palma: Guadaña, Cerebros Exprimidos, Bad Taste y Oi! The Arrase. Tomeu presenta el libro el próximo viernes en Rata Corner y hablará de unos años legendarios, como los que pasamos en el Kasal entre 1994 y 1997.

Punk Mallorca

El Kasal Llibertari era una casa okupa gigante que había en la calle Manuel Azaña. Una antigua fábrica abandonada en un lugar emblemático: delante de Tráfico y al lado del mar. Tenía una enorme bandera negra con el símbolo okupa y cualquier punki que se precie debía pasar por allí. El verano del 94 tenía yo 15 años y se me ocurrió acercarme con mi amigo Sebas. Nos pusimos lo más punki que pudimos: vaqueros cortos rotos y pintados, camiseta de Sex Pistols y botas Martens. Entramos asustados pero nos acogieron como a hermanos pequeños y nos pusimos a ayudar. Estábamos pintando un pasillo cuando se acercó uno de los mayores, un punki de verdad, y nos dijo: “La próxima vez no vengáis tan guapos”. ¡Si peor no podíamos ir!

Un año después hicimos nuestro primer concierto en el mítico Nagual de Gomila. Nos vino a ver uno de los grupos que más sonaban entonces, los madrileños A Palo Seko, y se rumorea que nos gritaron “¡a la hoguera!” porque éramos malísimos. El local estaba lleno de gente, había crestas y olor a porro, y me arranqué a cantar la última cuando de repente entraron nuestros padres. Para mi madre fue como entrar en Mordor y encontrarme arengando orcos en la meseta de Gorgoroth. El guitarra (Melohman) se quedó muy preocupado: “Debemos cambiar de nombre y empezar de cero”.

Cartel del festival en el Kasal Llibertari en 1997.

El punk es de los años ochenta, cuando tocaron en la isla Las Vulpes, La Polla, Eskorbuto, Decibelios e Ilegales. En los noventa sobrevivió y hoy sigue respirando en locales como el Maraca. Este año viene fuerte: una de las bandas más punkis de la historia, los escoceses The Exploited, tocan el 12 de junio en Sa Possessió, y el 24 de abril hay un remember en S’Escorxador con cuatro bandas míticas de Mallorca: Víctimas, Guadaña, Bad Taste y Oi! The Arrase. Todos reunidos de nuevo en favor de Jaume, cantante de Cerebros Exprimidos enfermo de ELA. Allí estará lo mejor de cada casa. Palma volverá a ser como ayer.

(Segunda columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 31 de enero de 2020, pág. 27. Sale cada 15 días en papel. PDF).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Poliamor informativo

Después de siete años como redactor y columnista en El Mundo, estas son mis primeras líneas de opinión en Ultima Hora. Estaba yo preocupado por esta infidelidad periodística cuando la monitora de mi gimnasio me cogió de los hombros y mirándome a los ojos me dijo: “En 20 años no existirá el matrimonio”. Cuando volví en mí, reflexioné sobre una palabra que oigo mucho últimamente: el poliamor. Se trata de aceptar que no sólo nos va a gustar una persona en nuestra vida y que, si tenemos pareja y no queremos engañarla, podemos firmar un trato de libertad vigilada, es decir, los dos hacemos lo que queramos pero nos lo contamos. Mucho mejor que la cadena perpetua revisable del matrimonio actual. Así que escribí al director de El Mundo / El Día de Baleares, Edu Colom, le confesé que me iba de crucero con Ultima Hora y acabamos como amigos: “Te leeré con envidia pero con gusto”.

Me inquieta hasta qué punto se ha extendido el poliamor. Pregunté a dos amigas casadas y me contestaron que lo habían intentado y no funcionaba. No son capaces de asumir que su pareja esté con otra persona, aunque sea sólo un rato. Yo la verdad que tampoco y hay quien lo achaca a la educación, así que la solución es poner una asignatura en la ESO: Educación para el Poliamor.

Esta asignatura vendría a avisarnos de que la fidelidad perpetua a una pareja no existe. Somos infieles en nuestra imaginación y a veces en hechos. Si lo primero no desemboca en lo segundo acabamos como la canción de Sabina, comprando “pastillas para no soñar”. Palma es la quinta ciudad con más adúlteros –según el portal de citas Ashley Madison­­– y Baleares tiene récord de divorcios, más de uno por cada dos matrimonios. Dentro de poco empataremos y para empatar mejor no jugar. Mallorca es un paraíso… para el poliamor. Deberíamos hacerle un monumento como el del ángel caído en el Retiro de Madrid pero con un ángel gay con un montón de Flechas.

No somos fieles a las parejas pero sí a las cosas: una idea, una patria, un equipo… “Invenciones del ser humano”, como diría Noah Harari. Yo soy fiel al Periodismo y a la Historia. Ahora cambio de pareja, practico el poliamor informativo y me paso a la competencia, pero seguiré siendo fiel a la verdad en esta tribuna quincenal. Soy profesor de Periodismo y eso me obliga y me permite ser muy independiente. Mi tesis doctoral es sobre la Guerra Civil Española y a veces contaré historias de ese periodo. Espero no defraudarles y que mantengamos una relación fiel en este mundo de poliamor sin freno.

(Primera columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 17 de enero de 2020, pág. 29. Sale cada 15 días en papel. PDF).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

El capitán Villegas y el origen de la Aviación Legionaria de Baleares

La revista científica Cuadernos de Historia Contemporánea, de la Universidad Complutense de Madrid, acaba de publicar en su número 41 mi artículo sobre el final de la guerra. Se puede descargar en PDF en este enlace: “Italia y la Guerra Civil Española: el capitán Villegas y el origen de la Aviación Legionaria de Baleares“.

Cómo citar:

Aguilera Povedano, Manuel (2019). “Italia en la Guerra Civil Española: el capitán Villegas y el origen de la Aviación Legionaria de Baleares”. Cuadernos de Historia Contemporánea, Vol. 41: 289-308. PDF

Resumen

Manuel Villegas.

Este artículo revela la petición formal de creación y futuro uso de la base aérea italiana en Mallorca que firmó en agosto de 1936 el agregado militar de la Embajada de España en Roma, Manuel Villegas Gardoqui. Asimismo, explora el alcance de este militar como emisario de Franco ante Mussolini. El documento firmado por Villegas da libertad a los italianos para atacar objetivos “de carácter moral” del Levante republicano. Este hecho trascendental, la creación de la base de la Aviación Legionaria de Baleares, no se había abordado en profundidad. Las principales fuentes utilizadas son los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores italiano, el Archivo General Militar de Ávila, el Public Record Office (Foreign Office), prensa de la época y los trabajos científicos previos sobre la guerra civil en Mallorca y la intervención italiana en el conflicto: Coverdale, Heiberg, Rovighi/Stefani, Mattioli, Quartararo, Saz, Rizo, Vaquero, Moradiellos, Rodrigo, Viñas, Massot i Muntaner y Martínez Bande, entre otros.

Abstract

This article reveals the formal request for the creation and future use of the Italian airbase in Mallorca signed in August 1936 by the military attaché of the Embassy of Spain in Rome, Manuel Villegas Gardoqui, as well as explores the scope of this figure as emissary of Franco to Mussolini. This document signed by Villegas allowed the Italians to attack objectives “of moral character” in the Republican side. This transcendental fact, that is, the creation of the base of the Balearic Legionary Aviation, had not been deeply explored before. The main sources used are the archives of the Italian Ministry of Foreign Affairs, the General Military Archive of Ávila, the Public Record Office (Foreign Office) and the scientific works published about the Civil War in Mallorca and the Italian intervention in the Spanish Civil War: Coverdale, Heiberg, Rovighi/Stefani, Mattioli, Quartararo, Saz, Rizo, Vaquero, Moradiellos, Rodrigo, Viñas, Massot i Muntaner and Martínez Bande, among others.

Publicado en Artículos académicos | Etiquetado , , , , | 1 Comentario