Una oportunidad al ‘homeschooling’

La Universidad de Cambridge, la segunda más prestigiosa del mundo, no tendrá clases presenciales el año que viene. Lo ha anunciado esta semana y ha removido todas las mesas de expertos que discuten si volver a las aulas ya o en septiembre. Algunas facultades de la Universidad Complutense de Madrid harán en junio exámenes presenciales y una alumna de Psicología subió un vídeo llorando porque su padrastro había muerto de Covid-19: “Los exámenes presenciales son un riesgo no sólo de salud física, sino psicológica”.

https://platform.twitter.com/widgets.js

En Mallorca, UIB y CESAG mantienen los exámenes online este curso. Algunos centros se han adaptado tan bien a la formación a distancia que hacen que nos planteemos muchas metodologías. En España, la enseñanza de 6 a 16 años es obligatoriamente presencial. No existe una ley que regule el homeschooling, es decir, niños que se forman íntegramente en su casa. En cambio, EEUU y la mayoría de países de Europa sí la tienen desde hace años. En Portugal, por ejemplo, los niños pueden formarse en casa y sólo hacen exámenes presenciales al final de cada ciclo.

Bernard Shaw, Nobel de Literatura en 1925, dijo: Desde muy niño tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”. Albert Einstein también tuvo una visión crítica: Es un milagro que la curiosidad sobreviva a los sistemas formales de educación”. Asimismo, el popular educador Ken Robinson (uno de los más vistos en Youtube) está convencido de que la escuela tradicional mata la creatividad.

El pionero de esta idea fue el austríaco Ivan Illich, que en 1971 publicó el ensayo La sociedad desescolarizada, donde defiende que gran parte del aprendizaje se produce en marcos informales y pone el ejemplo de las lenguas extranjeras. ¿Dónde aprendemos realmente inglés? Illich fue un visionario porque imaginó un mundo conectado por ordenador donde los alumnos pudieran elegir libremente a sus profesores y contactar con personas con sus mismas inquietudes. Dice que por fin los ciudadanos se podrían formar libremente porque no estarían sometidos a la decimonónica instrucción del Estado y las patronales educativas.

En España hay más de 2.000 familias que hacen homeschooling y se arriesgan a que les sancionen por abandono o absentismo escolar. No obstante, si hay buena fe y los inspectores comprueban que los menores siguen el currículum oficial suelen archivar el caso. El tema ha llegado a la Justicia y hay sentencias en ambos sentidos, lo que crea una enorme inseguridad.

Yo, ejerza de alumno o profesor, prefiero la educación presencial pero respeto el deseo de quien quiere formarse a distancia. Esto, si se hace de manera controlada, beneficiaría a todos: habría menos masificación y menos gasto público. La libertad es, casi siempre, la mejor opción.

(Columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 21 de mayo de 2020. Sale cada 15 días en papel).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

La Batalla de Mallorca en Son Servera y las memorias del falangista Antoni Perelló Serra

La revista científica Aportes, indexada en Scopus, acaba de publicar en su número 102 nuestro artículo titulado “La Batalla de Mallorca en Son Servera y las memorias del falangista Antoni Perelló Serra“. Los autores somos Gonzalo Berger y yo y forma parte del proyecto de investigación Espais de la Batalla de Mallorca.

El artículo completo se puede consultar en este PDF.

Para citar:

AGUILERA POVEDANO, Manuel, BERGER MULATTIERI, Gonzalo, “La Batalla de Mallorca en Son Servera y las memorias del falangista Antoni Perelló Serra”. Aportes, nº 102, año XXXV (1/2020), pp. 31-49.

Resumen
La Batalla de Mallorca, también llamada el Desembarco de Bayo, se desarrolló en tres municipios de la isla. En este artículo contamos lo ocurrido en Son Servera, que representaba el sector norte. Reconstruimos la batalla con cuatro fuentes novedosas: la documentación del Comité de Milicias Antifascistas de Cataluña, los informes militares, los resultados del proyecto arqueológico ‘Espais de la Batalla de Mallorca’ y las memorias del falangista Antoni Perelló Serra. El combate por Son Servera tuvo una alta intensidad de fuego y un ejemplo fue la conquista del Puig de Sa Font, montaña donde Antoni Perelló pasó 14 días herido y escondido en una cueva rodeado de enemigos. Hasta en dos ocasiones los antifascistas podrían haber conquistado el pueblo, el 18 y el 27 de agosto de 1936, pero los sublevados resistieron.

Abstract
The Battle of Mallorca, also called the Landing of Bayo, took place in three municipalities on the island. In this article we tell what happened in Son Servera, which represented the northern sector. We reconstruct the battle with four new sources: the documentation of the Committee of Anti-Fascist Militias of Catalonia, the military reports, the results of the archaeological project ‘Espais de la Batalla de Mallorca’ and the memories of the Falangist Antoni Perelló Serra. The combat for Son Servera had a high intensity of fire and an example was the conquest of Puig de Sa Font, the mountain where Antoni Perelló spent 14 days wounded and hidden in a cave surrounded by enemies. In two times the anti-fascists could have conquered the town, on 18th and 27th August 1936, but the rebels resisted.

Publicado en Artículos académicos, Historia | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Hasta pronto, ‘El Mundo / El Día de Baleares’

Último número (por ahora) de El Mundo / El Día de Baleares, el 1 de mayo de 2020.

Mallorca se ha quedado con sólo dos diarios locales en papel: Ultima Hora y Diario de Mallorca. Esta crisis se ha llevado a El Mundo / El Día de Baleares al menos hasta septiembre. Sólo queda una corresponsalía con Edu Colom en Mallorca y Ricardo Fernández Colmenero en Ibiza. Once periodistas pasarán cuatro meses con una rebaja sustancial de salario y la esperanza de volver tras el verano. El redactor de Economía, Kike Fueris, me dice que, a pesar de todo, ha disfrutado estos últimos meses de vorágine informativa: “He estado súper enganchado, pero no ha servido de mucho”.

El 1 de mayo de 2020 salió el último número de un diario con casi 40 años de historia. Su fundador fue el periodista Antonio Alemany, que falleció este domingo, como si Dios hubiera unido su vida a la de su obra. La despedida ha sido, en ambos casos, algo fría. El diario lo anunció en una escueta nota: “Agradecemos la confianza que cada día depositas en nosotros”.

Anuncio de despedida de la edición balear de El Mundo, publicado en un faldón el 1 de mayo de 2020.

Alemany sacó el primer número de El Día de Baleares en 1981. Cambió varias veces de nombre. Se llamó El Día 16 de Baleares (con la compra por Grupo 16) y luego El Día del Mundo (con El Mundo). Por último, se quedó como El MUNDO / El Día de Baleares. El grupo Barceló vendió sus acciones (el 30%) en 2015 y desde entonces el propietario absoluto es Unidad Editorial (El Mundo).

Ahora hay menos vigías del barco del Estado, como diría Pulitzer. El sueño de todos los corruptos. Muchos de sus periodistas dicen que es un diario punki. Y, en cierto modo, así era la edición balear. Un diario de centro derecha liberal donde opinaba Lola Sampedro, una periodista “roja, republicana y atea” a la que nunca le han tocado una coma. Y por eso mismo quise yo también trabajar en El Mundo, donde pasé cinco años gracias a Tomás Bordoy, un referente dentro y fuera de la redacción. La apuesta del periódico por la investigación permitió conocer desfalcos como Can Domenge, Son Oms, Maquillaje, Sa Nostra, Noos, etc. Muchos políticos lo intentaron cerrar pero no pudieron. Llegaron a publicar un libro llamado El Mundo contra Mallorca, porque los nacionalistas creen que ir contra sus tesis es ir contra el país.

El tridente mallorquín, formado por tres periódicos que representan el espectro político moderado, se ha quedado manco. Los únicos que lo han celebrado en Twitter han sido algunos independentistas radicales. Los soberanistas lúcidos lo han lamentado, lo que demuestra que El Mundo hacía un buen trabajo. Por eso, espero volver a leer pronto a Miquel Àngel Font, Carmen Morales, Mayte Amorós, Kike Fueris, Indalecio Ribelles, Lola Sampedro, Mar del Valle, Jaime Mora, Lucía Vinaixa, Tomeu Maura y Luis Ángel Trives. Sin periodistas no hay periodismo.

(Columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 8 de mayo de 2020. Sale cada 15 días en papel).

https://platform.twitter.com/widgets.js
Publicado en Opinión | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Así asesinaron los comunistas a 12 anarquistas en Barcelona

Uno de los anarquistas asesinados y abandonado en Cerdanyola en mayo de 1937.

El juez Josep Vidal recibió un caso complicado el 10 de mayo de 1937. Habían aparecido varios cadáveres no identificados en un viñedo de las afueras de Barcelona y él, con sólo 30 años, era el elegido para investigarlo. Aquella misma tarde llegó a Cerdanyola con tres agentes y el médico forense. No iba a ser nada fácil. Apuntó en su libreta que había “doce cadáveres, con las caras muy sucias, y empezando a descomponerse, presentando, al parecer, signos externos de violencia“.

La cosa pintaba mal. En plena guerra contra el fascismo, comunistas y anarquistas acababan de enfrentarse en las calles de Barcelona en los llamados Hechos de Mayo y ahora, cuando parecían calmarse las aguas, aparecía esto. Los cuerpos estaban boca arriba a lo largo del camino y varios presentaban tiros en la cabeza hechos a poca distancia. Estaba claro que habían sido ejecutados en otro sitio y abandonados allí. Si no, algún vecino hubiera escuchado disparos. “Aquí hay huellas de neumáticos”. Era la primera pista. Se veía claramente cómo un vehículo había maniobrado para dar la vuelta. No había nada más importante. Sólo un paquete de cigarrillos y un trozo de cuerda manchados de sangre.

La gran incógnita era saber quiénes eran. No había ningún carnet en los bolsillos ni nada identificativo. Los campesinos de la zona no tenían ni idea. Tampoco los cincuenta curiosos que observaban la escena con cara de espanto. En Barcelona había en ese momento un caos de denuncias de desaparecidos porque comunistas y anarquistas estaban todavía liberando a los prisioneros. Durante los combates había habido 218 muertos pero esto era otra cosa. Estos no habían caído en un combate callejero: habían sido salvajemente torturados y ejecutados. “Como sean de la CNT nos van a joder bien“, comentó uno de los agentes. Otro se acercó a uno de los cadáveres y enseñó a los demás el bordado de la camisa: “CNT”. “Nos van a joder bien”, murmuró el juez.

El bordado de la camisa de uno de los cadáveres. Fuente: La represión contra la CNT y los revolucionarios.

El juez ordenó fotografiar los cadáveres y trasladarlos al depósito judicial de Barcelona. Tarde o temprano alguien vendría a reclamarlos y podrían identificarlos. Así sería con todos menos con dos. Todavía, 83 años después, no se sabe su nombre.

El 12 de mayo Solidaridad Obrera publicó que en Cerdanyola “una misteriosa ambulancia sanitaria abandonó los cadáveres, bárbaramente masacrados, de 12 militantes de las Juventudes Libertarias”. La autopsia determinó que habían sido “golpeados, maltratados o torturados antes de su fusilamiento”. La instrucción del caso estaba poniendo al joven juez en un terrible compromiso. Los asesinos parecían estar bastante claros y tenían mucho poder. PSUC y PCE mandaban más que nunca en los gobiernos catalán y central. Los testigos iban alumbrando una historia que podría derrumbar la retaguardia republicana.

Barcelona, 1937. En azul, los edificios ocupados por los comunistas y sus aliados. En rojo, anarquistas y el POUM. Fuente: Compañeros y camaradas.

Una semana antes, el 4 de mayo de 1937, a las seis de la tarde, cinco jóvenes anarquistas se reunieron en el barrio de Sant Andreu. Llevaban algunos fusiles y querían sumarse a la lucha contra el PSUC y ERC que había comenzado el día anterior. Conducía el más joven, Joan, de 20 años. El mayor, Jose, de 33, iba a su lado. Detrás se sentaron Francisco, César y Juan Antonio. “¿Por dónde vamos? Está todo lleno de barricadas”, preguntó uno. Transitar por Barcelona era un suicidio. Una calle era anarquista y otra comunista. “Vamos a la Casa CNT-FAI, ¿no? Mejor evitar el centro. Ellos controlan el Paseo de Gracia”.

El destino era la Vía Laietana así que prefirieron dar un rodeo por el Parc de la Ciutadella. Ignoraban que allí se habían desplegado milicianos de la Columna Carlos Marx y todos los accesos eran una trampa. Cuando iban por la calle Pujades oyeron unos disparos y una barricada les cortó el paso. Enseguida se vieron rodeados por “unos individuos que llevaban gorra de plato con una estrella roja”. “¡Cinco putchistas!”, gritó uno de los comunistas. “Llevadlos al cuartel y que confiesen”.

Allí, en unas celdas del Cuartel Carlos Marx, los estuvieron golpeando de uno en uno. En las horas siguientes llegaron más cenetistas detenidos en las inmediaciones. Agustín, ferroviario; Santos, curtidor con cuatro hijos; y Carles, un teniente de la Columna Durruti que estaba de permiso. Luego llegó Joaquín, de sólo 18 años, militante activo de las Juventudes Libertarias de Gracia. El día añadió dos detenidos más, de 18 y 55 años. El joven llevaba las siglas “CNT” bordadas en la camisa. En total, eran once en las celdas.

En Sant Andreu se inquietaban porque no sabían nada de sus compañeros. Al día siguiente, cuatro anarquistas salieron en su busca. Realizaron el mismo trayecto que ellos hasta que en Poble Nou unos vecinos les avisaron de que seguir en coche era un suicidio. Decidieron continuar a pie, con el fusil bien preparado, pero no evitaron la emboscada. Hubo un tiroteo y uno cayó herido de muerte: Toni, de 20 años. Otro quedó detenido: Lluís, de 19.

Los 12 detenidos del Cuartel Carlos Marx sufrieron maltratos durante tres días. Los golpearon con culatas de fusil, les cortaron con cuchillos… Hasta que llegó la paz el 7 de mayo. Los carceleros tuvieron que decidir: liberarlos y arriesgarse a una denuncia por tortura o deshacerse de ellos. Los fusilaron ese mismo día y llevaron los cuerpos a Cerdanyola.

Alfredo Martínez Ungría

La madre del más joven, Joaquín, estaba moviendo cielo y tierra buscando a su hijo. Las pistas le llevaron hasta el Cuartel y allí se presentó. Le contestaron que se equivocaba; que su hijo no estaba allí. Y era verdad. Su cuerpo yacía ya en Cerdanyola. También lo buscaba su hermano mayor, Alfredo, que era un conocido dirigente de las Juventudes Libertarias. Como podía dar muchos problemas, también lo asesinaron y su cadáver todavía no ha aparecido.

El juez Josep Vidal desistió de avanzar en la investigación. No se atrevió a mandar la policía al cuartel comunista. Sin pruebas concluyentes, la Audiencia cerró el caso pero la CNT no estaba dispuesta a olvidar. Emprendió su propia investigación secreta e identificó a los presuntos asesinos. Existe un informe manuscrito en el Archivo de Salamanca* con el nombre de los culpables, su cargo y su domicilio. No se sabe si sufrieron represalias. La CNT preparó además un plan de venganza por los Hechos de Mayo, pero esa es otra historia.

Estos son los 12 mártires de Sant Andreu:

  1. Joan Calduch Novella. 20 años. Natural de Arenys de Mar. Soltero. Vivía en San Andrés, calle Bartrina 31, bajos.
  2. José Villena Alberola. 33 años. Vivía con sus padres y hermano en calle Estevanes 14, principal primera, del barrio de La Sagrera de Barcelona.
  3. Francisco Viviana Martínez. 27 años. Natural de Valencia. Casado con Montserrat Uch Moré y con dos hijos: Josefa y Francisco.
  4. César Fernández Pacheco. 25 años. Natural de Barcelona. Soltero. Vivía con su hermana y cuñado en calle Montepellier, 32 bajos.
  5. Juan Antonio Romero Martínez. 24 años. Natural de Águilas (Murcia). Soltero.
  6. Agustín Lasheras Cosials. 25 años. Natural de El Vendrell. Soltero. Ferroviario. “Desconocido número 6”.
  7. Santos Carré Poblet. 30 años. Casado. Cuatro hijos. Curtidor. Vivía en Passatge Serrahima, 4, 2º (Poble Sec).
  8. Carles Alzamora Bernad. 27 años. Natural de Cuba. Soltero. Ferroviario. Teniente de la Columna Durruti. “Desconocido número 1”.
  9. Joaquín Martínez Ungría. 18 años. Dependiente en una tienda. Militante de las Juventudes Libertarias de Gràcia. “Desconocido número 4”.
  10. Lluís Carreras Orquín. 19 años. Natural de Barcelona. Soltero. Sargento de Milicias.
  11. Desconocido. 18 años. “Desconocido número 3”. Llevaba el bordado de la CNT.
  12. Desconocido. 55 años. “Desconocido número 2”.

Como decimos, otros dos implicados en el relato fueron asesinados: Antoni Torres Marín (20 años) y Alfredo Martínez Ungría (unos 24 años).

Agradezco a Agustín Guillamón que me haya facilitado el informe judicial que publicó en sus libros La represión contra la CNT y los revolucionarios (2015) e Insurrección (2017). En 2020 ha publicado toda esta historia en un pequeño libro. Agradezco también a Jordi Bigues sus investigaciones al respecto. Sus conclusiones las publicó en este artículo de 2018.

*“Los individuos que ejecutaron a los 12 compañeros de Sardañola y sus premios”. Centro Documental de la Memoria Histórica. Salamanca. PS Barcelona. Caja 178 nº 49.

Traducción del artículo al francés, por Floréal Melgar:

Comment douze anarchistes furent assassinés par les communistes à Barcelone

Publicado en Historia | Etiquetado , , , , , | 6 comentarios

La verdad sobre Dabiz Muñoz

Este es un artículo que quiero liberar. A veces pienso que está feo escribir sobre alguien que fue tu amigo, aunque ahora sea un personaje público. Otras, como ahora, pienso que lo que cuento pasó hace 15 años y que permite saber cómo viajar desde la nada hasta las tres estrellas Michelin. Tuve la suerte de vivir un idilio de amistad con Dabiz Muñoz cuando empezaba, cuando no era nadie, y quiero revelarlo como ejemplo de superación.

Conocí a Dabiz porque me confundían con él de marcha. Sí, hablaba con gente y luego se despedían llamándome “David”. Resulta que amigos comunes nos encontraban un gran parecido físico, sobre todo los viernes por la noche, así que tuve que conocerlo. Para mí, fue mi salvación. Ambos salíamos de una tragedia romántica y nos unimos para arrastrar nuestra miseria. Juramos salir juntos del pozo pero durante dos años las mujeres no nos miraron ni por curiosidad. A cambio, vivimos una amistad intensa de amor-odio. Porque si David es algo, es intenso. Tiene mucho carácter y se toma todo a pecho. Tiene la personalidad de barrio de La Elipa: simpático gamberro. Un partido de fútbol era tangana segura. Nos exige mucho a todos. Quizá ese es el secreto de su éxito.  

Cuando me preguntan por él, digo que David también hubiera sido el mejor si se hubiera dedicado al punto de cruz. Algo que creo que le marcó fue no triunfar en el fútbol. Jugó en el Atlético de Madrid y no llegar al primer equipo le hizo odiar el fracaso.

Una noche de verano nos dimos el lujo de cenar en Mugaritz (dos estrellas Michelin), en Rentería. Cuando íbamos por el décimo plato, me dijo: “Vamos a decir al metre que somos cocineros y queremos conocer a Aduriz”. Me apunté a la aventura y al terminar nos invitaron a la cocina. Estuvieron un buen rato hablando y yo con cara de tonto cuando Andoni intentaba meterme en la conversación: “Y dime, ¿cómo hacéis las cocochas?”.

Dabiz tenía sólo 25 años y se atrevió a dejar su puesto de segundo de cocina en Viridiana para ponerse por su cuenta en un restaurante sin apenas clientes. Pero era libre. No tenía que obedecer a nadie y podía ser creativo. Estábamos de cañas y él apuntaba recetas en una libretilla. No descansaba. Se fue a Londres a aprender y al volver fundó Diverxo.

Todo se resume en esto: yo me reía de él porque conducía el último coche sin elevalunas eléctrico de Madrid. Cuando en 2013 ganó su tercera estrella, me dijo: “Ven, que te enseño mi coche”. Era un Mercedes deportivo. Se lo habían regalado por salir en el anuncio de la marca. Ahora sí que era libre. Simpático gamberro.

(Columna Tejiendo historia, publicada en Ultima Hora el viernes 24 de abril de 2020. Sale cada 15 días en papel. PDF).

Publicado en Opinión | Etiquetado , , | Deja un comentario

Las imágenes de la Guerra Civil en Mallorca, en su lugar original

La Historia se vive más de cerca cuando visitamos el lugar de los hechos. He recopilado imágenes de la Guerra Civil en Mallorca y las he colocado en su lugar original gracias a Google Earth y Google Street View. Así podemos saber las apasionantes historias que esconde cada calle. Las he colocado por orden cronológico. A veces cambia el encuadre, pero se puede observar cómo los edificios siguen prácticamente igual.

Agradezco a la periodista Assumpta Bassa la foto de la plaza de Sa Bassa de Manacor. La imágenes de la guerra las he obtenido de los libros de Mascaró Pasarius (1975), Miguel Durán Pastor (1982), Josep Cortès Servera (2017) y del archivo de Luigi Mancini.

Lugar exacto de cada foto:

1. Ayuntamiento republicano de Palma
Sala de plenos del ayuntamiento. En el centro, el alcalde Emili Darder. 1936.

2. Palma en el golpe de Estado
Militares sublevados en Es Born. Edificio de la Telefónica. 19 de julio de 1936.

3. Desembarco de milicianos en Sa Coma
Cuartel General de Bayo. Sa Coma, Sant Llorenç. 19 de agosto de 1936

4. Dos milicianas en la cima de Ses Talaies
Esta montaña está junto a Son Carrió, en Sant Llorenç. Agosto de 1936

5. Soldados nacionales camino del frente
Calle Major de Sant Llorenç. Agosto de 1936.

6. Milicianos muertos Portocristo
Calle Sureda. Agosto de 1936.

7. Bombardeo republicano en Son Carrió
Calle Mossén Alcover, Son Carrió (Sant Llorenç). El polvorín nacional fue destruido por un proyectil del acorazado Jaime I. Agosto de 1936.

8. Barricada nacional en Portocristo
Calle Concepció, 4 de septiembre de 1936. El conde Rossi es el de la derecha.

9. Prisioneros antifascistas
Plaza de Sa Bassa, Manacor. 4 de septiembre de 1936. Fueron fusilados al día siguiente.

10. Desfile Falange femenina en Manacor
Plaza de Sa Bassa. Septiembre de 1936.

11. El Conde Rossi en Palma
Desfile de la victoria en Vía Portugal esquina Vía Roma. Septiembre de 1936.

12. Desfile nacional en Palma
Vía Roma. Septiembre de 1936.

13. Desfile nacional en Palma
Vía Roma. Septiembre de 1936.

14. Desfile nacional en Palma
Vía Alemania. Septiembre de 1936.

15. Desfile nacional en Palma
Vía Alemania. Septiembre de 1936.

16. Desfile nacional en el puerto de Palma
Paseo Sagrera. El conde Rossi es el de la izquierda. Septiembre de 1936.

17. Desfile nacional en el puerto de Palma
Avenida Gabriel Roca. Septiembre de 1936.

18. Bombardeo republicano de Palma
Puerta San Antonio con calle Ferreria. 7 de diciembre de 1937. Hubo 7 muertos y 40 heridos.

Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Ponencia ‘Arqueologia del conflicte. Projecte Espais de la Batalla de Mallorca’

Nuestra ponencia titulada ‘Arqueologia del conflicte. Projecte Espais de la Batalla de Mallorca‘ acaba de ser publicada en el libro de las actas de las VIII Jornades d’Arqueologia de les Illes Balears celebradas en Alcúdia el 11-13 de octubre de 2018. Los autores somos Maria Antònia Fernández Pizà, Gonzalo Berger, Elisabeth Ripoll y yo. La editora es el Departamento de Cultura, Patrimonio y Deportes del Consell de Mallorca.

Se trata de un estudio preliminar, con las conclusiones de las primeras dos campañas arqueológicas (2017 y 2018) sobre los restos de la Batalla de Mallorca en Son Servera y Sant Llorenç. Se puede descargar el PDF aquí. Para saber más, esta es la web del proyecto.

Para citar:

FERNÁNDEZ PIZÁ, Maria Antònia, BERGER MULATTIERI, Gonzalo, AGUILERA POVEDANO, Manuel, RIPOLL GIL, Elisabeth, ‘Arqueologia del conflicte. Projecte Espais de la Batalla de Mallorca‘. Actas de las VIII Jornades d’Arqueologia de les Illes Balears celebradas en Alcúdia el 11-13 de octubre de 2018, pp. 405-410.

Publicado en Artículos académicos | Etiquetado , , , | Deja un comentario